Las etapas del amor con canciones de Bad Bunny
Música

Las etapas del amor con canciones de Bad Bunny

El amor y desamor con Bad Bunny siempre es mejor

Por: Nación Rex

Cuando se habla del amor suceden dos cosas: uno, se cree que se habla desde el lugar común; dos, podría pensarse que es cursi o hasta vergonzoso abrirse de esa manera. Pero, si se trata de hablar de este sentimiento con Bad Bunny... bueno, ¿cómo explicarlo? Nuestro conejito favorito tiene una manera única de expresarse con las rimas y más cuando se trata de expresar las facetas del amor. Ya sea desde la etapa del enamoramiento hasta la del corazón roto, Bad Bunny siempre nos maravilla con su poesía rimada. Si no nos crees, checa este playlist de 'Las etapas del amor con Bad Bunny':

1

El flechazo

 

Esta es la primera faceta del amor, cuando ves a esa "persona" por primera vez, la comienzas a idealizar y no dejas de pensar sobre ella y la oportunidad de estar a "solas" con ese ser tan especial
2

La luna de miel

 

 

¡Este es el momento más feliz entre ustedes! Ya saben que se gustan, su amor es correspondido y ya han empezado a salir (y si se animan hasta ya formalizan). Y es que, creen que ya son el uno para el otro...

3

Problemas en la relación...

 

 

Empiezan los problemas... Primero es algo a lo que decides no darle importancia, pero luego hasta los detalles más mínimos (que antes no te importaban), comienzan a exasperarte y, por si no fuera el colmo, ya pelean por todo. Este es el momento en que el amor llega a su fin.

4

¿Quién botó a quién?

 

 

Si ha antes sospechabas que ya no lo amabas, ahora es claro y necesitas hacer algo. Es decir, acabar la relación. "Baby, la vida es un ciclo", así empieza Bad Bunny, para luego decir "Yo te bote..." y es que cuando se trata de relaciones fallidas, lo mejor es acabar por el bien y sacar a esa persona (antes tan especial) de tu vida.

5

No me vuelvo a enamorar...

 

 

Él (o ella) se han ido para siempre y ahora te sientes devastad@. Ves las nuevas parejitas y te sientes peor de lo que creías, no crees en el amor y te haces jurar a ti mismo de que no volverás a enamorarte y, si alguna vez llega alguien, serás peor...