¿Primera vez en el ginecólogo? Esto es todo lo que tienes que saber
Girl Power

¿Primera vez en el ginecólogo? Esto es todo lo que tienes que saber

Tu primera visita al ginecólogo no tiene por qué ponerte nerviosa. Aquí te damos unos tips para prepararte.

Por: Alexa Guerrero

Nuestra primera visita al ginecólogo puede llegar a ponernos muy nerviosas. ¿Qué debo de hacer? ¿cómo deb de prepararse una para ir? Aquí te damos algunos consejos, respondiendo a las dudas más frecuentes que tenemos al ir al ginecólogo por primera vez, para que no te pongas tan de nervios.

 

 

¿Cuándo debo de ir al ginecólogo?

No hay una edad determinada para visitar por primera vez al ginecólogo. Sin embargo, es recomendable comenzar a asistir entre los 13 y 15 años, que es cuando nuestro cuerpo experimenta más cambios.

Con esto, podremos tener información sobre nuestro desarrollo, ciclo menstrual, higiene íntima y salud sexual.

Si ya te pasaste de esta edad, pero ya comenzaste tu vida sexual, también es necesario asistir al ginecólogo regularmente.

¿Qué sucede en la consulta?

Lo primero que tienes que saber para prepararte es lo que sucede en el consultorio:

El ginecólogo hará un examen físico general: tomará tu peso, talla y estatura. Además, te hará preguntas sobre tus antecedentes médicos. Es muy importante que seas completamente sincera, pues esta es información clave.

Si crees que esto podría serte de más ayuda para sentirte en confianza, recomendamos que elijas una ginecóloga mujer o a alguien que sepas que es de confianza, no necesariamente el ginecólogo que recomienda tu tía…

¿Cómo me preparo?

Te recomendamos llevar ropa con la que te sientas cómoda, ya que el o la especialista hará una exploración de senos y además, debería indicarte cómo hacerlo en casa y con qué frecuencia.

Por otro lado, es importante que sepas que, en caso de haber tenido relaciones sexuales, tu ginecólogo(a) hará una revisión externa de tus genitales, sólo para verificar que no haya anormalidades.

También recomendamos que, antes de tu primera visita, hagas tu rutina habitual de autocuidado e higiene. Pero, no es necesario que laves el área íntima múltiples veces.

Cabe mencionar que tampoco es necesario depilar el vello de la zona púbica. Tu ginecólogo está consciente de las funciones que el vello púbico tiene en nuestro cuerpo y no te juzgará si tienes mucho o poco, ya que sólo necesita explorarte y checar que estés bien.

Tómalo con calma

Sabemos que la primera visita al ginecólogo puede inquietarte demasiado. Pero, es importante que te prepares mentalmente para estar relajada y cero tensa, ya que facilitarás mucho el trabajo del especialista y, además, todo es por salud.

Temas

  • Sex ed

Comentarios

Te puede interesar