Dylan Farrow señala la hipocresía de quienes apoyan a Woody Allen
Girl Power

Dylan Farrow señala la hipocresía de quienes apoyan a Woody Allen

Le parece difícil reconciliarse con quienes se han unido a #MeToo y 'Time's Up', sin admitir que han contribuido a perpetuar la cultura por la que están luchando.

Por: Nación Rex

Durante la premiación de los Golden Globes la gran mayoría de los asistentes vistieron de negro para mostrarse solidarios con las víctimas de abuso y acoso sexual en la industria cinematográfica, así como para protestar en contra de esta situación y así, crear conciencia acerca de esta problemática en Hollywood.

También fue una de las muestras de apoyo hacia quienes hablaron en contra de Harvey Weinstein, a pesar de que quienes se atrevieron a denunciarlo primero no fueron invitadas. Sin embargo, hay algo que no podemos olvidar: Hollywood sigue aceptando el trabajo de directores como Woody Allen y su hija, Dylan Farrow, no dudó en dar su opinión al respecto.

Dylan Farrow acusó a Woody Allen por abuso sexual en dos ocasiones: a la edad de 7 años y posteriormente, a los 28. Este fue un caso muy sonado hace unos años, el cual fue seguido por las autoridades; sin embargo Allen nunca ha recibido ninguna penalización.

Por esta razón, Dylan señaló la hipocresía en los Golden Globes, quienes hace cuatro años premiaron a Woody Allen por sus logros. También mencionó que aquellos que se se vistieron de negro no estaban aportando mucho si no denunciaban las acciones de Allen al trabajar con él. 

Apoyo completamente a las mujeres que toman una posición, uniendo sus brazos con otras mujeres (y hombres), abogando en nombre de los demás para lograr un cambio positivo no solo en la industria del entretenimiento, sino en el mundo.

Farrow destacó lo admirable de este movimiento, esperando que logren cambiar el mundo. Sin embargo, también hizo hincapié en cómo algunas personas que se han unido a este movimiento sin tomar ningún tipo de responsabilidad personal por sus decisiones, ayudando a perpetuar la cultura contra la que luchan, con lo cual le parece difícil reconciliarse.

Me cuesta trabajo entender cómo una mujer que cree que Woody Allen "empodera a las mujeres" puede reclamar un papel como aliada de las mujeres que sufren de acoso sexual. Me cuesta entender cómo una figura poderosa como Justin Timberlake puede decir estar admirado de la fuerza de las mujeres en el movimiento #MeToo y al siguiente respiro decir que trabajar con Woody Allen es un "sueño hecho realidad."

El movimiento Time's Up se lanzó a través de una carta abierta, el cual proclamaba que se acabó el tiempo del silencio, el cual tolera la discriminación, el acoso y el abuso. La carta fue firmada por 300 personas de renombre en Hollywood e incluye un fondo de defensa legal para mujeres dentro y fuera de Hollywood en busca de justicia en este tipo de casos.

Entre quienes firmaron la carta inicial se encuentran Blake Lively, Emma Stone, Scarlett Johansson, Cate Blanchett y Greta Gerwig, quienes han trabajado con Woody Allen en la última década. Todas ellas donaron al fondo lega, así como lo hizo Justin Timberlake, quien protagoniza la película más reciente de Woody Allen: Wonder Wheel. Casi todos ellos también se han manifestadi en contra del abuso a medida de que el movimiento #MeToo se volvió más popular.

Dylan Farrow, quien parece no apoyar completamente el concepto del movimiento Time's Up, se pregunta si realmente es tiempo y aunque no lo duda, recalca la importancia de cambiar las cosas si realmente se busca un cambio:

Ningún depredador debería de ser perdonado solo por su "talento", "creatividad" o "ingenio". Ninguna piedra debería permanecer sin voltearse. Los principios de este movimiento deben de ser aplicados consistentemente y sin excepción.

Con el movimiento Time's Up, el esfuerzo de limpiar a Hollywood y a otras industrias de los abusadores se está convirtiendo en una organización tangible. Aún así, hay quienes notan la incongruencia de los individuos que apoyan estos esfuerzos mientras simultáneamente apoyan a las personas quienes han sido acusadas de cometer estas fallas.

"Abogar por "cada víctima" es excelente para ilustrar, en resumen. Prácticamente, cada víctima es una persona real con una historia que puede ser inconveniente y requiere sacrificios para estar con ella."

Si Hollywood no está preparado para hacer eso, no deberían tratar de liderar este movimiento.

Temas

Comentarios

Te puede interesar