Kpop

Noche de Tormenta Capítulo 35, los instintos los ponen en peligro

Los insitntos de los lobos muchas veces los ponen en peligro en contra de su voluntad. 

Por Karen Mondragón

- 30/09/2020 03:17

Noche de Tormenta, Capítulo 35 “Instintos”

Yoongi rodó los ojos cuando su mejor amigo se lamentó por enésima vez esa noche. Le había costado trabajo encontrarlo, si hubiera pensado con mucha más lógica, no habría recorrido casi toda la ciudad, incluso la escuela, para dar con Jungkook. Con su celo era obvia la necesidad del alfa por su omega, así que le pareció un poco absurdo, pero servía de momento.

-Déjalo ya, J.-Murmuró cuando lo vio golpear el tronco del árbol nuevamente. Estaban a solo unas cuadras de la casa de Tae, le había costado trabaja sacar a rastras a su mejor amigo luego de que una furiosa omega amenazará con llamar a la policía y acusarlo de acoso


-¿Lo lastimé, no? Yo nunca le haría daño, pero en todo lo que podía pensar era que…

-Era tuyo, sí lo sé, he experimentado el sentimiento, pero exageraste las cosas

-¿Exagere? Estoy en mi maldito celo, Yoongi. La  maldita bestia dentro de mí solo piensa en…

-Hey.-Lo cortó.-Tengo un omega marcado, puedes hacerlo mejor que esto.-Dijo señalando el árbol destrozado y señalando detrás de él con su pulgar-¿Ir a su casa, en qué pensabas? Si querías disculparte con el pequeño olvídalo, la madre no te dejará verlo o acercarte a él sin ponerte una orden de restricción.-Bufó

-No le digas pequeño.-Gruñó ganándose la risa burlona de Yoongi

-Luces patético siento todo posesivo y celoso, como sea, debemos irnos, es media noche, tu celo aún puede meternos en problemas, gracias a dios que te controlaste lo suficiente

-No iba a buscar a nadie más, gracias por la confianza maldito.-Replicó mientras miraba sus  nudillos magullados, al menos el calor que sentía en su cuerpo había disminuido un poco, pero la desesperación que sentía no lo abandonaba, podría volverse loco si no tenía a Tae cerca, pero sabía que no era el momento, además, la culpa de haberlo lastimado era suficiente para mantener su cabeza fría y no pensar en satisfacer a su lobo

Ya pensaría más tarde en el problema que provocó con la madre de su omega, pero necesitaba estar cerca de él de alguna manera, olerlo… solo se le ocurrió ir a su casa y entrar como un intruso, escondiéndose en su habitación. La pobre omega casi muere del susto y cuando lo miró supo exactamente lo que estaba pasando y no dejo de llamarlo pervertido y acosador. Él nunca le haría nada a Tae, no en contra de su voluntad, pero la situación en ese momento no lo favorecía. El alfa suspiró y caminó hacía el auto de Yoongi

-¿Sigue en tu departamento?

-No, Tae no volvió a casa, su madre no confía en ti.-Lo miró con una ceja alzada, diversión brillaba en sus ojos.-Decidió quedarse con Hobi, lo siento

-Bien.-Dijo simplemente. Su celo nunca había sido tan fuerte y tan sufrible para él, pero cortejando a su omega, las hormonas o lo que sea, lo volvían loco. Aunque sobre todos esos sentimientos lujuriosos, estaba la necesidad de disculparse, le dolía ver a su omega siendo herido por él, solo esperaba que Tae no lo alejará, no después de esto


Cuando ambos estuvieron en el auto, Yoongi decidió que lo mejor era llevarlo a casa y quedarse con él, no podía dejarlo solo. No habría sido problema llevarlo a su departamento, después de todo Jimin ya estaba marcado, pero algo llamado celos se lo impidió, además, no quería asustarlo, a penas y confiaba en él, su naturaleza omega podía ser un poco inestable.

**

-¿Tae?.-Preguntó en un susurro Hobi, pero cuando no tuvo respuesta, corrió hacia la cama.-Estás…

-Mhhh, d-duele

-Le diré a mamá, ella sabe qué hacer con la fiebre. Estarás bien Tae.-Le dijo cuando el omega soltó un quejido. No era su celo, era imposible que se sincronizará con el de Jungkook cuando no había marca de por medio, pero las emociones del día y la ausencia de su alfa le había hecho enfermar


Hobi lo revisó una vez más antes de salir al pasillo para ir a buscar a su madre, a veces agradecía el hecho de ser beta y no sufrir ese tipo de cosas, era un poco aterrador depender de alguien en momentos como ese, pero al final sabía que su lobo interior era un animal y era normal, pero no lo hacía sentir menos incómodo. Una vez que la omega le tomó la temperatura y le colocó algunos paños húmedos sobre su frente, Hobi se acurrucó a su lado, con la promesa de patear el trasero de Jungkook cuando tuviera oportunidad, aunque estuviera actuando bajo los efectos de su lobo, el beta se lo haría pagar. Suficiente tenía con los chicos que aún intentaban intimidarlos en el instituto.


Cuando Tae despertó, se asustó un poco al no reconocer el lugar donde estaba, apretó los ojos y los recuerdos poco a poco aclararon su mente. La pelea con Jungkook, su celo, la llamada de su madre. Aunque estuviera herido y un poco enojado con el alfa, le había dolido que la omega lo llamará un pervertido y lo asustó su amenaza de poner una orden en su contra. Sus mejillas se sonrojaron cuando se enteró que había ido a refugiarse a su habitación y suspiró de alivio, no quería desconfiar de él, pero tuvo miedo de que su novio encontrará a alguien más y no pudiera tenerse.


Tae se talló los ojos, su cabeza le dolía y sentía un poco de frío, la sensación de pesadez en su pecho no había desaparecido y no lo haría hasta que Jungkook estuviera con él, pero desconocía cuánto podía durar su celo. El omega se giró sobre la cama y pellizco la mejilla de Hobi, a pesar de todo su estómago no se olvidaba de tener hambre

-Tae.-Se quejó cuando su mejor amigo apretó con más fuerza.-Le diré a mi madre. Esta amistad se termina justo a hora, omega malagradecido.-Se quejó dándole la espalda y cubriéndose con una almohada

-Amas exagerar, tengo hambre, sé un buen anfitrión y dame de comer

-No, que tus tripas se coman entre sí, tengo sueño

-Hobi.-Dijo pinchando sus costillas.-Tengo hambre

-Come tus propias uñas

-Eres un cerdo

-Qué más da.-Su voz salió amortiguada cuando se ocultó bajo las sábanas. Tae rodó los ojos y sonrió

-Bien, entonces… supongo que si nuestra amistad termina aquí, ahora puedo darle el título de mejor y único amigo a Jin.-enfatizó las últimas palabras.-Es una gran ventaja tener un alfa como amigo, puede ser intimidante y él no me dejaría morir de hambre.-Dijo señalando al bulto sobre la cama, que parecía no moverse, pero Hobi se levantó de un salto y caminó hacía Tae para pellizcarle el brazo

-Traidor, manipulador, chantajista, mimado.-Gritó mientras se jalaba los cabellos para salir por la puerta enojado. Tae sonrió.

-Voy a patearle el trasero.-Gruñó Hobi devorando los pedazos de tocino de su plato.-Lo haré, Tae. Le daré una patada tan fuerte que no podrá sentarse jamás



Puedes continuar leyendo el resto del capítulo en nuestroperfil de Wattpad.

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Kpop