Moda

10 cosas que aprendimos del caso de Alice Glass

La cantante de Crystal Castles escribió una carta de la cual podemos retomar algunas cosas.

Por: Nación Rex

El 24 de octubre la cantante publicó una extensa carta en su sitio oficial, anunciando sus motivos para dejar atrás el proyecto Crystal Castles, en donde abiertamente acusó a Ethan Kath de abuso sexual. Esto es lo que podemos aprender gracias a Alice.

No hay que tener miedo de alzar la voz

“La fuerza que se ha creado recientemente por las valientes mujeres que han hablado abiertamente acerca de sus historias me han inspirado a finalmente ser más directa, aunque me cueste”.

Al ser más abiertas en cuanto a nuestras experiencias en relaciones tóxicas, podemos inspirar a otras personas a que hagan lo mismo y puedan salir de ellas.

Conocer nuestras fortalezas y debilidades

“Ethan descubrió mis inseguridades y las explotó: utilizó las cosas que aprendió sobre mí en mi contra. Por muchos meses me daba drogas, alcohol y teníamos sexo en un apartamento que él tenía. No siempre era consensual, pero él siempre estaba sobrio cuando estábamos juntos”.

Las personas manipuladoras en realidad no saben que lo son, se han salido con la suya tanto tiempo que creen que esto es normal. Así como la víctima no sabe que está siendo manipulada. Es por eso que es súper importante conocernos mejor para saber detectar acciones que atentan contra nuestros límites.

Crueldad seguida de buenas acciones sigue siendo crueldad

“Su crueldad usualmente estaba seguida por amabilidad. Era muy bueno en mantener sus malos tratos hacia mí en privado. A veces era encantador, era sobreprotector y sobre todas las cosas yo amaba a la banda que teníamos juntos”.

Al estar en una relación con una persona manipuladora, usualmente creemos que porque vemos el lado amable de esa persona, deberíamos de ignorar sus malos tratos. Es como si te compraras unos zapatos que te aprietan horrores y te los sigues poniendo solo porque se ven bonitos.

No todo lo que brilla es oro

“Yo lo percibía a él como toda una estrella de rock porque había visto a su banda en la tele. Además de que muchas de mis amigas de la escena punk también habían sido aventajadas por hombres mayores, así que para mí esa situación era normal”.

Definitivamente, el hecho de que alguien sea mayor no significa que debamos de hacer todo lo que esa persona nos diga y mucho menos significa que es un ejemplo a seguir. Ponte trucha.

Identificar conductas extrañas

“Después de la primera vez que nos vimos, hizo todo lo posible por encontrarme, me acostaba y conducía cerca de mi prepa buscándome. El me rastreaba y se aparecía en lugares en los que yo estaba y eventualmente nos reconectamos.”

Amiga, date cuenta. A la fuerza, ni las chanclas. Si alguien intenta forzar interacciones contigo, sus intenciones no son de fiar.

Tener en claro nuestras prioridades y no dejarlas

“Después de nuestro primer sencillo, las cosas comenzaron a suceder muy rápido para nosotros y nos invitaron a dar un tour por Reino Unido y me convenció de salirme de la prepa cuando me faltaban solo dos créditos para graduarme”.

Hay cosas que realmente pueden esperar, siempre hay que tener en claro qué cosas son más importantes y no pausar ningún proyecto personal importante por alguien más.

Tú eres la única que puede controlar tus acciones y decisiones

“Conforme la banda ganó atención, Ethan empezó a dar en el blanco con mis inseguridades y a controlar mi conducta: mis hábitos alimenticios, a quién le hablaba, a dónde iba, lo que podía decir en público, lo que podía vestir. Evitaba que yo diera entrevistas o sesiones de fotos a menos que el tuviera control sobre la situación. Nuestra fama creció con Crystal Castles, pero él sentía que no estaba obteniendo el reconocimiento que el creía merecer”.

Eso está muy cañón, ¿no? En cuanto notes que alguien quiere controlar cosas que solamente tú deberías tener el control, por favor aléjate de ahí.

Tus convicciones y creencias son para ti y para nadie más

“Él me dijo que ser feminista me hacía un blanco para los violadores y solamente él podía protegerme. Me obligaba a tener sexo con el o según él, ya no podría estar en la banda.”

No está para nada chido que intenten manipularte, descalificando las cosas por las que tú luchas y mucho menos diciendo que tus creencias te ponen en una posición de vulnerabilidad.

Si alguien cree en ti, te brindará apoyo moral

“El me mantenía insegura y al borde, me decía que era el único en el mundo que creía en mí. Me dijo que éramos nosotros contra todos, porque todos los demás pensaban que yo era una perdedora, una broma, una payasa sin talento. Le creí.”

Yikes. De verdad esas palabras jamás las escucharás de alguien que sí cree en ti y mucho menos de alguien que realmente crea en la noción de ‘nosotros contra el mundo’.

Alejarnos de lo que nos hace daño, por mucho que lo apreciemos

“Dejar Crystal Castles fue la decisión más difícil que tomé, esa banda ea todo para mí. Mi música, mis presentaciones y los fans que teníamos en el mundo. Dejo eso no porque no lo quisiera, sino porque tenía que hacerlo”.

En otras palabras, saber retirarnos cuando algo ya no nos nutre es la mejor decisión que podemos tomar.

A veces es difícil identificar este tipo de conductas cuando estamos dentro de una dinámica parecida, pero gracias a quienes se han atrevido a alzar la voz, podemos darnos cuenta más fácilmente.

Puedes leer la carta completa en el sitio oficial de Alice Glass.

Temas

  • alice glass
  • crystal castles
  • girl power
  • ethan kath

Comentarios