Cómo comer sano sin llevar a la quiebra a tus papás.
Random

Cómo comer sano sin llevar a la quiebra a tus papás.

Por: Nación Rex

Eso de comer como señorita es todo un rollo, sobretodo cuando los taquitos de por tu casa te hacen ojitos cada vez que pasas por ahí, pero comer sano con un presupuesto limitado no es tan difícil como parece.

Las verduras son tus mejores amigas.

Las bolsas de verduras congeladas sacan de un apuro cuando no tienes mucho tiempo y quieres comer tus 5 porciones diarias de frutas y verduras. Nomás les echas salecita, una salsita de soya, las metes al microondas y ya.

Los enlatados sí hacen paro.

A largo plazo no los recomendamos mucho que digamos porque obviamente no hay nada como un platito hecho en casa, pero el atún y las leguminosas te duran un montón en la alacena y puedes comprar un chingo cuando están en oferta.

No te pongas reinita.

A veces los productos de la marca del súper son igual de buenos que los de marcas hiper caras, así que si te vas a comprar una caja de té verde, considera el genérico.

Ve de compras en la noche.

El viejo truco de ir a comprar cuando ya comiste sí funciona para evitar gastar y comprar chatarra, pero a veces le bajan el precio a los productos frescos.

Para mantenerte saludable nomas tienes que recordar el platito del buen comer que es básicamente la mitad del plato lleno de verduras, una porción de proteína, carbohidratos y grasas buenas. Y sí, si puedes echarte un postrecito, pero cuida tus porciones.

Lo mejor es consultar a un experto, pero aquí tienes una guía visual porque te queremos mucho.

plato buen comer

Temas

Comentarios

Te puede interesar