Moda

Perritos que sufren por genética

A pesar de ser tan lindos y tiernos, tristemente sufren por herencia.

Por: Nación Rex

Perritos que sufren por genética

Perritos que sufren por genética

Los perros son uno de los animales que más amamos por sobre todas las cosas, son el mejor amigo del hombre, siempre están para acompañarnos y hacer travesuras. Se convierten en algo más que mascotas, sino en parte de la familia, (momento cursi).

Pero tristemente, existen razas de perritos que sufren más que otras por el simple hecho de pertenecer a esa raza, ya que hace mucho tiempo hubo gente que experimentaba con ellos, mezclando razas para generar nuevas, sin considerar las complicaciones que éstos tendrían, sólo se preocupaban por generar algo bonito que pudieran vender a un buen precio.

Por tal motivo, tales perros necesitan cuidados especiales para llevar una vida plena y que no sufran tanto a través de los años. Algunos suelen tener buenos dueños que los procuran, sin embargo, no todos corren con la misma suerte. Estos son algunos ejemplos y sus posibles enfermedades.

Weimaraner

Estos bebés de un particular tono gris, y algunos con ojos claros, son propensos a generar tumores por genética, así como problemas de cadera, o hinchazón en su pancita que es sinónimo de problemas gástricos.

Bulldog inglés

A pesar de ser una raza super simpática y gordita, también fue una mezcla de muchas razas, trayendo consigo problemas hereditarios de respiración y de visión. De igual manera, sus articulaciones y piel es muy dedicada, se le debe de tener extrema higiene, y por lo mismo de su complexión llenita es necesario que lleven una dieta especial para no provocarles obesidad.

Algo sorprendente es que su cuerpo no es proporcional como debería serlo, por lo tanto, cuando una perrita va a dar a luz tiene que ser por cesárea, ya que la cabeza de los cachorros es muy grande y sería imposible que nacieran.

Pugs

Una de las razas que más se ha puesto de moda, que hasta celebridades las prefieren por su carita y tamaño compacto, son de los que más sufren. Así como los bulldogs, padecen enfermedades respiratorias por su hocico chato. Su piel es delicada por la baba que secretan y si no se le realiza la adecuada limpieza pueden generar dermatitis. Son propensos a la obesidad y comúnmente atrapan infecciones en sus ojos saltones.

Chow Chow

Estos amigos peludos parecieran más peluches que perritos, sin embargo, también sufren por genética; se les mal forma el párpado, generan cáncer de estómago e infecciones en el oído. Muchas veces su personalidad dominante, mal comportamiento y agresión contribuyen a las enfermedades, haciéndolos unos perritos tristes.

Existen campañas y grupos de protección animal quienes luchan por ya no cruzar a estos tipos de perritos y así evitarles el sufrimiento, pero hay poco apoyo hacia este tipo de manifestaciones, desconocen sobre el tema y a la gente le preocupa muy poco el bienestar de los pequeños caninos. 

Temas

  • perritos
  • enfermedades

Comentarios