Moda

¿Por qué la mejor parte del día es cuando nos quitamos el brassier?

Esperamos todo el día para que llegue ese satisfactorio momento.

Por: Nación Rex

¿Por qué la mejor parte del día es cuando nos quitamos el brassier?

¿Por qué la mejor parte del día es cuando nos quitamos el brassier?

Para muchas, el mejor momento del día es cuando por fin nos libramos del brassier. Una cuestión que ningún hombre nunca entenderá, aunque pensándolo bien, algunos les urgiría usar uno.

Pero volviendo al tema, el usar brassier es una gran complejidad de toda mujer, ya que es difícil encontrar la talla perfecta, todas tenemos cuerpos y bubis diferentes, así que siempre nos terminan quedando grandes o chicos.  Por eso, uno de los momentos más placenteros del día es cuando nos lo quitamos y lo aventamos a la ropa sucia, todas estarán de acuerdo con estos puntos:

Nuestra pechonalidad descansa y nos sentimos mucho más libres.

Ya no hay más sudor.

No más aterradoras barillas encajadas que pretenden asesinarnos.

Hasta sentimos que podemos respirar mejor.

Ya no nos preocupamos porque se nos vea el tirante o la copa, total ya no lo tenemos.

¿Y qué si se nos transparenta el pezón? “Somos humanos, hijas de Dios”, diría Eduardo Yañez.

Ya no más preocupación de que el bra termine a media bubi porque nos queda súper grande.

Es la señal próxima a dormirnos, ponernos la pijama, y meternos a la cama.

Temas

  • brassier
  • mujeres

Comentarios