Cosas asquerosas que toda amante del maquillaje ha tenido que soportar
Moda

Cosas asquerosas que toda amante del maquillaje ha tenido que soportar

Nadie tiene que saberlo.

Por: Nación Rex

Si amas el maquillaje, sabes que a veces te puede traer problemas. Tienes muy en claro que su uso excesivo o a temprana edad puede traer consecuencias y sabemos que cuidas tu carita como a tu alma para mantenerla hermosa, sin embargo hay cosas asquerosas por las que toda amante del maquillaje ha pasado y no nos dejarás mentir: sabemos que al menos una de estas te ha pasado.

Cuando por fin lavas tus brochas después de un tiempo y se hace un caldo de colores extraño

Aunque sea un poco satisfactorio ver el río de colores y hasta brillitos correr por el lavabo.

Accidentalmente embarrar la base de maquillaje por todos lados

 

When you arrive on set to this! DAMMIT #makeupfails #makeupartistfails #foundationfail #noooo #whatamess

A post shared by Nicole Grant (@nicolegrantmua) on

Estar hablando por teléfono y ver el makeover que le hiciste a tu celular al colgar, saludar a alguien y embarrarle el maquillaje accidentalmente, o peor: cuando arruinas alguna prenda de ropa oscura al maquillarte.

 

Time for an outfit change then. #foundationfail

A post shared by Penny Reeve (@penelopebabs) on

Olvidarte de algún producto y dejarlo de usar por meses

 

�������� #destroyed #makeupgonebad #Younique #notatoyok #bahumbug #niceartworkthough

A post shared by Paige (@a_journey_to_self) on

Pero cuando vuelves a usarlo ya está todo viejo, huele feo e incluso la textura es diferente. Ewww!

Tratar de cepillarte los dientes usando labial

Y todo se queda en el cepillo.

Olvidar que traías maquillaje y tallarte la cara

Huge mess!

Dormir con maquillaje y despertar como si nos hubiera atacado un niño con crayones

Esto es malísimo para la piel y lo sabemos, pero a veces llegamos tan tarde que nos da flojera.

Pasarte de la raya con la base porque salió un poquito más de producto del botecito

Posoye, si no nos costó 10 pesos.

Ir a una tienda de maquillaje y que tu mano termine así

Son las cicatrices que dejó el no haber podido comprar todo lo que nos gustó.

Usar tu propia saliva para limpiar algún errorcito

Admítelo, todas lo hemos hecho.

Te puede interesar: