Razones por las cuales Carrie Fisher era una verdadera princesa
Pelis

Razones por las cuales Carrie Fisher era una verdadera princesa

A un año de su muerte, Carrie Fisher sigue en nuestros corazones.

Por: Nación Rex

El año pasado nos llevamos la triste sorpresa de que la mismísima Princesa Leia había fallecido. La actriz había tenido una emergencia médica durante un vuelo al terminar el tour promocionando su libro, pero un par de días después de haber estado en terapia intensiva, Carrie Fisher falleció a los 60 años.

Existen muchas razones para lamentar su muerte, quien parecía indestructible ya que había sobrevivido una legendaria lista de altibajos. Fue hija de Debbie Reynolds y Eddie Fisher, naciendo bajo los reflectores de los escándalos de las celebridades en Hollywood. Pero forjó su propia carrera alrededor de la saga Star Wars.

Además de haber a interpretado a uno de los personajes más emblemáticos de la cultura popular, también luchó en contra de las drogas y el trastorno bipolar. A pesar de esto, Fisher siempre fue una persona honesta y divertida a la que todos amaban.

Desde que Carrie dejó la Tierra, esta saga no ha sido lo mismo para muchos fans, sabiendo que no estará ahí para compartirnos sus opiones irreverentes ni dar entrevistas con su perrito, Gary. Por eso, para inmortalizarla, tenemos estas razones por las cuales Carrie era única y era una verdadera princesa.

Definitivamente fue más que una princesa

Fisher escribió sobre sentirse insegura en cuanto a su apariencia y habilidades de actriz al ser elegida como la Princesa Leia en Star Wars. Pero el director George Lucas vio cualidades en ella que la harían parte clave en el universo de Star Wars ya que era todo menos ordinaria.

Era fuerte, su imagen no era típicamente femenina y además era valiente. Ha trascendido décadas con su intepretación, ya que al mismo tiempo que podía ser tierna, confesándole su amor a Han Solo en The Empire Strikes Back, también ha sido la determinada General Leia Organa en la reciente entrega The Force Awakens.

Se defiendía de los trolls

Cuando algunas personas en el internet comenzaron a bombardearla con comentarios acerca de su apariencia en Star Wars: The Force Awakens, la actriz respondió en Twitter: "Por favor dejen de debatir si he envejecido bien o no. Desafortunadamente lastima mis tres sentimientos." para después añadir: "La juventud y la belleza no son logros." Legendario.

Era súper centrada y consciente de sí misma, además de ser una escritora talentosa

Carrie siempre fue una mujer muy honesta y hablaba abiertamente acerca de sus errores. Escribió una novela en 1987, titulada Postcards from the Edge, la cual estaba inspirada en su vida. En esta novela narra abiertamente acerca de su batalla con las drogas y la complicada relación que tenía con su madre. También escribió sobre cómo fue haber sido diagnosticada con transtorno bipolar, convirtiéndose una defensora de la salud mental, haciendo todo lo posible por crear consciencia acerca de estos temas.

Además de escribir una novela y una memoria llamada Wishful Drinking, en donde habla acerca del padre de su hija Billie Lourd, además de otras anécdotas; Fisher hizo mucho trabajo detrás de cámaras editando guiones de películas como Sister Act, The Wedding Singer y Hook.

Sabía reirse de sí misma y sus metidas de pata

Carrie Fisher no era de esas personas que se tomaban las cosas tan a pecho y no le molestaba reírse de sí misma. Apareció en Saturday Night Live como anfitriona, haciendo divertidos sketches. Pero su participación en el show de la BBC The Graham Norton Show, nos recordó que Carrie Fisher siempre ha tenido un buen sentido del humor. Ya sea que se burlara de su amorío con Harrison Ford, altamente cubierto por la prensa hace unos años; su peinado en Star Wars o su bikini metálico en The Return of the Jedi, Carrie nos demostró que podía ser cualquier cosa, pero nunca demostró ser pretenciosa.

 

Se ha mantenido ocupada, relevante y sobre todo: fiel a sí misma

Su carrera siguió avanzando, recibiendo críticas positivas por sus interpretaciones en varias películas y series, como la comedia de Amazon Video Catastrophe, en donde definitivamente no pasó desapercibida.

Además, ya sea dando entrevistas acompañada de su perrito Gary, o dando su opinión en Twitter, podemos decir que Carrie Fisher era todo lo que una princesa debería de ser: ha trascendido décadas, su personalidad es única, impredecible y honesta. ¡Nunca habrá nadie como ella!

Temas

  • Princess Leia

Comentarios

Te puede interesar