¿Por qué los bebés de la época medieval los pintaban tan feos?
Random

¿Por qué los bebés de la época medieval los pintaban tan feos?

Super ugly medieval babies!

Por: Nación Rex

Seguro han visto las pinturas de los querubines o bebés en las iglesias o en los museos, ¿se han dado cuenta de lo feos que son? Uno pensaría: "Ah, seguro es porque eran muy malos pintando y no tenían tanto talento." No, no es por eso. De hecho las razones son más complejas y tienen que ver con la cosmovisión medieval.

En primera se creían que los bebés eran hombres pequeños. De hecho les llamaban homunculus que en latín significa 'hombre pequeño'. Ante esto, los bebés parecen Benjamins Buttons porque los filósofos creían que Jesús había nacido como un hombre perfecto, bien formado y sin cambios. O sea, sí, como un hombre en tamaño miniatura.

Por lo que el Jesús adulto era representado en el Jesús bebé. No sólo era porque no tenían mucha conciencia de las proporciones, era porque su concepción del cuerpo humano (filosóficamente) los hacían creer eso.

Después, llegó el Renacimiento (suena coro de ángeles) y es aquí donde viene el maravilloso cambio. Cabe destacar que este gran cambio de ugly babies a beautiful babies no fue instantáneo. Como sabrán, antes no existían tantos medios de comunicación como ahora; así es que las noticias, nuevos conocimientos e información tardaban en llegar MUCHÍSIMO. 

Bien, aclarado esto, recordemos que el Renacimiento se cree que surgió en Italia, ¿ok? Por lo que una de las razones de este cambio fue que en lugares como Florencia se volvieron más ricos y las iglesias ya no eran las únicas que podían pagar pinturas de bebés. Las personas podían tener sus propios bebés pintados y OBVIO querían un bonito y gordito baby. No un hombre pequeño.

Otra de las razones de este cambio es que el Renacimiento era de puros clásicos; es decir, se inspiraban en el arte griego y romano para hacer sus obras. Por lo que abandonaron la abstracción medieval de la belleza (o sea, bebés feos).

Así es que pasó el tiempo y los querubines ya no estaban fuera de lugar. Tampoco las pinturas bonitas de bebé Jesús conforme el Renacimiento se fue extendiendo por toda Europa... ¡No más bebés feos!

Ahora tenemos una concepción de belleza de los bebés que ha sido alimentada por las pinturas renacentistas y por los bebés reales. Sí, los tipo Gerber.

Temas

  • Ewwww!

Comentarios

TE RECOMENDAMOS