Random

Noche de Tormenta Capítulo 41, el olvido y el dolor de Jungkook

El olvido y romper un lazo es peligroso para los lobos. Continúa con nuestra historia de BTS. 

Por Karen Mondragón

-
null

V y Jungkook se encuentran separados luego de los últimos acontecimientos. 
 

Te puede interesar: Youth, el drama de BTS no usará los nombres reales de los idols

Noche de Tormenta Capítulo 41

Tae sopló sobre el líquido amarrillo antes de tomar un sorbo de su té. Cerró los ojos disfrutando del momento de tranquilidad que sentía. Su mente aún se sentía un poco borrosa y el dolor de cabeza amenazaba con regresar. Trataba de pensar en nada y en todo a la vez, pero a veces era imposible. La molestia en su pecho era incómoda, pero no podía hacer nada para deshacerse de aquel sentimiento. Cuando abrió los ojos se encontró con su mejor amigo mirándolo con cuidado.

-¿Qué?-Trató de no sonar brusco, pero no se sentía bien y estaba de mal humor

-Entonces.-Dijo sumergiendo un pretzel en un tarro de kétchup. Tae hizo una muesca de asco.- ¿En serio no recuerdas nada?

El omega rodó los ojos y se encogió de hombros.-No, Hobi, no lo hago, ya te lo dije mil veces

-Pero, recuerdas todo, menos a el-Dijo cortándose de pronto

-¿Menos a…?-Intentó que terminara la frase

-Ya sabes, el día en que tuviste ese accidente.-Respondió sin mirarlo a los ojos y jugando con sus frituras. No sonaba muy convencido, pero qué sabía Tae. No recordaba nada antes de que despertará en el hospital, con su madre muerta de preocupación y con un aparente golpe en la cabeza que lo mantuvo inconsciente durante unas horas

-Bueno, si no pude prestar atención cuando bajaba de las escaleras y me caí, dudo que recuerde siquiera lo que pasó antes de golpearme

Hobi hizo un pequeño puchero y asintió. Era inútil y sabía que no podía forzarlo o decirle la verdad a menos que quisiera provocarle un ataque de pánico. Sin embargo, no era el único decepcionado por su amnesia, el omega se sentía frustrado cuando trataba de pensar el día de su accidente, pero no venía nada a su mente, solo una fuerte jaqueca. Y la historia de haberse caído por las escaleras ni siquiera sonaba real y no entendía por qué un hecho como ese se sentía ajeno si su memoria estaba atrofiada de todos modos.

Más tarde esa noche, se encontraban en su habitación mientras Tae intentaba ponerse al corriente con sus tareas, maldijo no haber excluido de su mente las responsabilidades escolares. Hobi simplemente yacía en su cama, acostado sobre su estómago y riendo de vez en cuando. Cuando las carcajadas se hicieron más fuertes, Tae frunció el ceño y se giró sobre su silla desde el escritorio

-¿Tienes que ser tan malditamente escandaloso?

-Es divertido, mira.-Dijo mientras agitaba su celular hacía el omega

-Se supone que debes hacer el mismo proyecto que yo y no te veo haciéndolo, deja de perder el tiempo

Hobi rodó los ojos y giró su cuerpo dándole la espalda

-Por dios, que amargado.-Susurró, pero aun así logró escucharlo

-Te escuché

-Ti iscuchi.-Respondió por lo bajo, ganándose un gruñido del omega, quien lo tomó desprevenido por detrás y le arrebató el celular de las manos

-¡Oye, eso es mío!-Se quejó como niño pequeño

-Te lo daré cuando seas responsable, ahora, saca tus libros y haz las tareas

-No eres mi madre, Tae. Dame mi teléfono.-Se puso de pie e intentó alcanzarlo, pero Tae lo empujó suavemente contra la cama.-Dios, eres insoportable y amargado

-Si no te gusta, la puerta es muy ancha

-Y grosero, ¿por qué sigo permitiendo que seas mi mejor amigo?

Tae rodó los ojos y se cruzó de brazos mirándolo intensamente. El beta hizo lo mismo y enarcó una ceja. No se rendiría tan fácil.

-Demonios, bien, lo hare, pero dame mi teléfono.-Se rindió luego de casi dos minutos y se puso de pie

-Te lo devolveré cuando hayas adelantado algo del trabajo

Tae se giró con una sonrisa de autosuficiencia y volvió a sentarse frente al escritorio. El beta se tomó exageradamente todo su tiempo para buscar sus cosas en la mochila. Cuando terminó de fingir que no encontraba lo que sea que buscaba, se acercó y azotó los libros sobre la mesa

-Oops, algo pesados.-Le sonrió con cinismo, pero el omega decidió ignorarlo y no caer en sus provocaciones. Hobi se giró y tomó una silla de la habitación, arrastrándola por el suelo haciendo el mayor ruido posible para dejarse caer al lado de su mejor amigo

-¿Terminaste?-Escupió tratando de no romper el lápiz que sostenía con fuerza dentro de su pequeño puño

-Sí, mami

Y eso fue todo lo que necesito Tae para explotar de ira. Se puso de pie y lo señalo con el dedo.
 

-¿Puedes actuar como alguien de tu edad? Ya no estamos en el jardín de niños, por dios

-¿Hablas de actuar?-Dijo imitando su acción-¿Quién es el que se está comportando como un omega todo presumido y con complejo de señora?

-Solo te estoy pidiendo que te hagas responsable, tenemos escuela mañana, no puedes solo estar ahí tirado y perder el tiempo

-Bueno, no es tu problema, ni siquiera mi madre me regaña tanto, Tae

Poco a poco los dos estaban comenzado a alzar la voz. Afortunadamente no eran alfas, o las cosas se hubieran salido de control rápidamente.

-Lo es si estás en mi casa, en mi habitación y comiendo mis cosas. Haces ruido todo el tiempo, solo deja de ser así por un segundo

Hobi rodó los ojos

-Mírate, ni siquiera puedes tomártelo en serio

-Lo haré cuando dejes de ser tan amargado

-Simplemente te doy una reprimenda.-Dijo exasperado mientras se jalaba los cabellos, se sentía como un loco, pero no podían culparlo. Quizás era el golpe en la cabeza

-Bueno, deja de gritarme, soy tu mejor amigo, pero si sigues así voy a romper todas nuestras promesas. Ojalá Jungkook te quitará el mal humor.-Dijo en un descuido y se tapó la boca con las manos cuando se dio cuenta de su error. Algo en la mente de Tae hizo click, pero se sentía confundido ante la mención de ese nombre. Su ira disminuyó enseguida y fue reemplazada por un sentimiento desconocido que lo hizo sentir inseguro

-¿Qué?-Preguntó luego de unos segundos

-N-nada, bajaré a comer algo, no tengo ganas de estudiar justo ahora.-Dijo tomando su celular rápidamente, mientras caminaba hacia la puerta y salía de la habitación.

Tonto, tonto, Yoongi me va a golpear...

Recuerda que la continuación del capítulo se encuentra en nuestroperfil de Wattpad.  

Además de las historias de ficción, también hay momentos que forman parte de la amistad de BTS. ¿Jimin y J-hope se pelearon?

En esta nota

  • BTS
  • Noche de Tormenta

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Recibe las últimas noticias en tu casilla de E-mail.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Random