Last minute DIY: ¡Cupcakes de Santa Claus!
Random

Last minute DIY: ¡Cupcakes de Santa Claus!

¡Córrele por los ingredientes para el postre de mañana!

Por: Nación Rex

¿Te tocó hacer el postre para la cena de Navidad y lo dejaste todo para último minuto y ahora no tienes ni idea de qué hacer?

Podría ser muy fácil ir a comprar un pastel o cualquier otro postre en cualquier tienda, pero en Navidad es más bonito cocinar para aquellos que más quieres.

Para prepararte y darte ideas, seguramente viste mil boards de Pinterest y exploraste un montón de hashtags en Instagram y te enamoraste de un sinfín de ideas de postres, pero al final no te decidiste por nada y ya traes el tiempo encima.

Ni modo, te toca improvisar. Pero sabemos que haciendo estos cupcakes sorprenderás a todos en la cena, sin romperte tanto el coco.

¿Ya viste qué fácil?

Solamente necesitas conseguir lo siguiente:

  • Charola para hacer cupcakes
  • Capacillos para cupcakes (preferentemente blancos)
  • Fresas
  • Una caja de harina para pastel de vainilla o chocolate (y los ingredientes para prepararla)
  • Crema para batir o betún blanco
  • Una duya para decorar cupcakes

Puedes improvisar un riquísimo betún, batiendo una barra de queso crema, una barra de mantequilla (ambas a temperatura ambiente) y azúcar glass a tu gusto.

Life hack: si no tienes azúcar glass, mete una taza de azúcar normal a la licuadora para pulverizarla y ¡voilá!

Si milagrosamente consigues con qué adornar tus cupcakes, muchísimo mejor.

Prepara los cupcakes siguiendo las instrucciones de la caja y cuando estén listos para decorarse, coloca un poco de betún en la base, después pon una fresa encima y decora la puntita de la fresa. ¡Ya tienes un cupcake de Santa Claus!

Si consigues betún de chocolate o colorante comestible color negro, puedes partir las fresas a la mitad y rellenarlas con betún para crear la barba y dibujarle una carita feliz, para hacer la cara y el traje.

Si corres con más suerte o tienes un poco más de tiempo, puedes imprimir algunas figuras navideñas para ponerlas en tus cupcakes.

Un cambio sencillito puede hacer la diferencia, sólo hay que echarle coco.

 

A post shared by JenDavisCakes (@jendaviscakes) on

Si no conseguiste fresas, pero por un milagro navideño tienes colorante rojo, puedes hacer más betún duplicando la receta y decorar todo con la duya.

Y si tienes una cajita de colorantes, puedes combinar los colores y echar a volar tu imaginación, sacando tu lado Grinch.

Temas

  • Easy Peasy

Comentarios