Razones por las que odiamos los intercambios
Random

Razones por las que odiamos los intercambios

Nos gusta la Navidad, sí. Los intercambios, no.

Por: Nación Rex

Ok, a partir de ahora comienza la temporada navideña que tanto nos gusta. Nos encanta toda la comida que hay, los dulces, los regalos, las luces, los árboles adornados, las galletas recién hechas, los aromas, la ropa calientita... *suspiros* Pero hay un detalle, sólo una cosa que no nos agrada tanto: LOS INTERCAMBIOS.

Seamos sinceras, muchas de nosotras los odiamos porque son un TERROR. Por eso les mostraremos las razones porque odiamos los intercambios navideños, los cuales siempre son un TOTAL error.

1. Nos toca alguien que nos cae mal o no conocemos casi.

Sabemos que el punto de esta actividad es convivir con los otros. Pero la verdad es un horror tener que descifrar el regalo a dar sin conocer bien a la otra persona. Tampoco es como dar el regalo IDEAL, pero es muy difícil decidir por algo que nos haga ver como muy desinteresadas, ¿están de acuerdo? Si no te cae bien la persona, pff... Se convierte en una tortura.

2. Que no haya un límite de precio.

¡Eso puede causar muchos problemas! Sobre todo a la hora de elegir tu regalo para la otra persona, es muy complicado. No sabes qué tanto es suficiente. Además, esto origina otra razón por la que los odiamos...

3. Que te hayan dado algo con mucho menos valor que lo que diste.

Sí, el detalle es lo que cuenta. Pero tampoco exageren. Luego una se toma el tiempo pensando en qué podría ser bonito para la otra persona y resulta que a ti te regalan una cartita y unos chocolates mordidos. No, así no se vale.

4. No te gusta lo que te dieron.

Es muy complejo recibir algo que nos guste. Más si no le hicimos saber a la persona lo que nos gustaría recibir. Claro, es anónimo, pero igual para evitar esto podríamos escribir en el papelito de nuestro nombre algo que quisiéramos. 

5. La persona a la que le tocaste, no te dio nada.

¡SÍ! SÍ HA PASADO. Es totalmente real. Hay personas cero comprometidas con este tipo de actividades. Les da igual y no piensan en el otro. Mientras que tú te esforzaste muchísimo en conseguir algo para la otra persona, tu recibes CERO. Es muy horrible y triste. 

Éstas son algunas de las razones que pensamos nosotras. Seguramente se te podrían ocurrir MUCHAS más. No dejes que tu espíritu Grinch te coma.