La tradición de tomarle fotos a los bebés muertos
Random

La tradición de tomarle fotos a los bebés muertos

Todo sea por preservar el recuerdo.

Por: Nación Rex

Tomarles fotos a quien más quieres se ha usado desde que se inventó la primera cámara fotográfica y ahora es más fácil porque todos tenemos una cámara al alcance de nuestro bolsillo. Sin embargo, en la época victoriana en Inglaterra, tomarle fotos a las personas que habían muerto era una forma de honrarlos y rendirles luto.

Pero no se trata solamente de tomarles fotos muertos, en las imágenes, los niños y bebés parecen dormidos y las mujeres que han muerto lucen finas y elegantes, dando la impresión de que la causa de muerte les quitó la vida, pero aumentó su belleza.

En esta época, habían muchas epidemias como la difteria, el tifus y el cólera, las cuales marcaron al país por lo que el duelo a la muerte se puso de moda.

A mediados del siglo XIX, la fotografía se hacía más popular y accesible, por lo que comenzaron a hacer este tipo de retratos a modo de memento mori, que literalmente significa “recuerda que debes morir”.

Uno de estos bebés sobrevivió, el otro está rodeado con flores.

La primera forma exitosa de fotografía se trataba de una pequeña imagen detallada sobre plata pulida. Este lujo costaba un montón, pero no era nada semejante a lo que era contratar un pintor para que hiciera un retrato, la cual era la única forma permanente de preservar la imagen de alguien.

A medida que el número de fotógrafos aumentaba, el costo de los daguerrotipos se redujo. En la década de 1850, se introdujeron varios métodos menos costosos en donde utilizaban material más delgado como vidrio o papel, en vez de plata.

Era la primera época en la que las familias pensaban hacerse una fotografía con todos los miembros juntos, siendo la única oportunidad para preservar el recuerdo de todos los familiares en una misma fotografía.

Los ojos del niño fueron pintados en esta imagen, mientras que a la niña la colocaron en una posición para dar la apariencia de que se durmió mientras jugaba con sus muñecas favoritas.

Es así como retratar a los muertos se volvió cada vez más popular, también influyó bastante que las guarderáis vixtorianas estaban plagadas de sarampión, fiebre escarlata, rubeola y todo tipo de enfermedades letales.

Las medidas sanitarias necesarias fueron implementándose eventualmente, por lo que las epidemias se redujeron y las muertes ya no eran tan comunes. Así surgió el desinterés de las personas en retratar a sus difuntos.

La muerte de un ser querido llevaba a la familia querer hacerse un retrato juntos para preservar el último recuerdo del familiar.

Con la llegada de la fotografía instantánea, el arte de hacerse retratos a memento mori se fue desvaneciendo ya que era más accesible para las familias hacerse fotos en vida.

Ahora, este tipo de fotografías representan el dolor de las familias, conservando el retrato de un hijo que murió demasiado pronto, pero rindiéndole luto. Una tradición un poco fuera de lo común, pero conmovedora.

Ver más:

Temas

  • Creepy

Comentarios

Te puede interesar